Free Web Hosting Provider - Web Hosting - E-commerce - High Speed Internet - Free Web Page
Search the Web

biografiia madre luisita
Biografía de la Venerable Maria Luisa Josefa del Santísimo Sacramento (Madre Luisita) Fundadora de las Carmelitas del Sagrado Corazón

 

 

..::Su Origen::..

La venerable Madre Luisita nació el 21 de Junio de 1866 en Atotonilco, el Alto, Jal. Fue hija de María Luisa Nvarro Castellanos y Epigmenio de la Peña Ibarra. Ambos originarios de la región de los Altos de Jalisco. Ella, de Capilla de Guadalupe y él, de Atotonilco. Ricos hacendados y de buenas costumbres, muy religiosos y caritativos.Cuando se casaron pusieron bajo la protección de San José su nuevo hogar.

Lusita fue la tercera de la Familia, pero la primera que sobrevivió.Fue bautizada a los 6 dias de su nacimiento, el dia 27 de Junio, en la Parroquia de S.Miguel Arcángel. Recibió el nombre de Luisa porque nació el dia de San Luis Gonzaga y por ser el nombre de su madre. Fue confirmada entre los dias 16 y 27 de Junio de 1874, por el Excmo. Sr. Arzobispo de Guadalajara, Don Pedro Loza, en su visita pastoral a Atotonilco.Sus hermanos fueron 13, de los cuales vivieron 9: Luis Salvador, Epigmenio, María Carlota, María del Refugio, María Ignacia,María Concepción, Aurelio Salvador, María Guadalupe y José Severo.

 

..::Su Infancia::..

El ambiente Familiar y Cultural que rodeó a Luisita en su Niñez, Contribuyó a su rica personalidad: el verdor de las Huertas, la alegría de los habitantes de Atotonilco que hacía de cada fiesta o celebración religiosa y civil una ocasión de recocijo popular con derroche de flores, ferias, música y cabalgatas.

Debido a su escasa salud y su temperamento, era notorio en sus primeros años, su carácter retraído y un ciero desdén e indiferencia hacia los demás. Pero sus padres se dieron cuenta de su comportamiento y se propusieron a corregirla lo antes posible. Cuando acompañaba a Don Epigmenio a recorrer sus propiedades, cosa que hacía en un caballo o en carruaje, él saludaba afablemente a cuantas personas se encontraba a su paso, en cambio Luisita, apenas se dignaba a mirarlos. Por lo que, su padre la reprendió para que fuera amable con todos, especialmente con sus trabajadores. Esta llamada de atención no pasó desapersibida para Luisita, pues pronto se mostó cercana caritativa con los demás pobres. Su madre, descubrió qué detrás del orgullo y vanidad de Luisita, había un rico carácter para formar, por lo que no se limitó a consejos e insinuaciones, sino que la sometió a algunas pruebas. Pronto Doña Luisa se dio cuenta de que sus esfuerzos no fueron estériles, pues comprobó que el corazón de su pequeña se iba modelando.

.::Su Adolescencia::.

El nacimiento de sus hermanas María del Refugio y María Carlota, marcó sin duda, otra etapa en la vida de Luisita. Ella, que había sido la reina del Hogar durante 9 años se sintió regalada a un segundo plano.Pero, la prudente intervención de sus padres la hizo recapacitar y se convirtió en segunda madre para las pequeñas. Su experiencia del amor de Dios le fortaleció para ir corrigiendo sus derectos.

 

..::Su Juventud::..

Como a todas las jóvenes de su tiempo, a Luisita le gustaba oír la serenata de la plaza desde el balcón de su casa. En más de alguna ocasión, mientras escuchaba la música se le sorpendió hablando con Dios en lo profundo de su corazón.

La mayor alegía para una joven de su edad, era ser coronada como reina de los toros. Luisita fue distinguida con esta elección. Pero, cuando se dio cuenta que no era la más bonita de las jóvenes que formaban su sequíto, lo vio como una oportunidadpara crecer en humildad y valorar su interioridad, rica en sentimientos. Finalmente había encontrado el justo equilibrio, que fue consolidando su proceso de madurez humana.

..::Su Matrimonio::...

Los caminos de Dios son diferentes para cada persona. Esto aparece claramente en la vida de Luisita. En la propuesta del Dr. Pascual Rojas Sancostoy y la aprovación de sus padres, ella descubrió que Dios la quería esposa. El Dr. Pascual, era un joven médico de 30 años de edad, de intachables costumbres, buena oposición social y económica, trabajador, alegre y emprendedor. Amaba mucho a su pueblo y a él quería dedicar su vida y su profesión.

Luisita de la Peña y el Dr. Pascual Rojas fueron un matrimonio ejemplar. Eran muy diferente, por lo cual se enriquecieron mutuamente. Aunque Dios no les dio Hijos, supieron proyectar su amor y su compromiso cristiano en el servicio a los pobres y necesitados. Lo hicieron a tráves de la "Conferencia de San Vicente de Paúl, de la que ambos fueron presidentes, él de los varones y ella de las mujeres. Visitaban a los enfermos pobres, el Dr. Pascual ponía sus conocimientos y Luisita sus palabras de aliento y consuelo. Por su cariño y entrega a los necesitados se ganaron el título de "padres de los pobres". Con el deseo de atenderlos mejor, promovieron junto con otras familias ricas, la construcción del primer Hospital en Atotonilco. Éste fue inaugurado el 6 de Enero de 1892 y se llamó "Hospital del Sagrado Corazón". Cuando finalmente Luisita creía haber encontrado su vocación y misión junto a su esposo, Dios le muestra otro camino. Al Dr. Rojas se le manifestó una enfermedad, por la que tuvo que ser sometido a una operación en la Ciudad de Guadalajara Murió un viernes santo, 3 de Abril de 1896.

..::Su Viudez::..

Con la muerte de su esposo Luisita inició una nueva etapa de la búsqueda para descubrir los planes que Dios tenía para ella. La joven Viuda se recogió con su familia y continuó su servicio como presidenta de la "Conferencia de San Vicente de Paúl". Se dedicó mas intensamente a la oración el regimiento y el servicio a los pobres y necesitados. Los caminos de Atotonilco volvieron ver frecuentemente a la joven viuda visitando los enfermos, a quienes ofrecía sus servicios en las más humildes faenas.

 

..::Su Vida Religiosa::..

Cualquiera podía pensar que la vida de Luisita estaba completa, en Realidad no era así. La inquietud por la vida religiosa se fue manifestando cada día con mayor intensidad. Por su espiritu complentativo se sintió atraída por el Carmelo. El 3 de Marzo de 1904 ingresó al monasterio de las Carmelitas Descalzas de Santa Teresa de Guadalajara, pero pronto de dio cuenta que la vida de clausura le impedia dedicarse a las obras de misericordia, además estaba el inconveniente de su escasa salud. Por eso, después de mucha oración y de consultar a las personas adecuadas, decidió regresar a su pueblo natal para continuar con la obra ya iniciada con su esposo en el Hospital del "Sagrado Corazón".

 

..::Fundadora::..

Luisita de la Peña fue elegida por Dios para ser Fundadora y madre de una Congregación religiosa. Cada etapa de su vida la fue preparando y madurando para la misión que Dios le habría de confiar. Toda su historia precede el acontecimiento salvifíco de la Fundación del Instituto de Carmelitas del Sagrado Corazón. Ella, con otras 5 colaboradoras de la conferencia de San Vicente de Paúl, sintieron el llamado a continuar con su apostolado en el Hospital " Sagrado Corazón " desde una vida consagrada, por lo que acudieron al Sr. Cura D. Arcadio Medrano quien las animó diciendo que representaría sus deseos al Sr. Obispo José de Jesús Ortiz Rodríguez. Una vez aceptada la fundación se les propuso que iniciaran el 24 de Diciembre de 1904.

 

Atrás Siguiente